Archivo | fiestas RSS for this section

madriñelismo vallecano

sorprendentes chulapos en la avenida de Monte IgueldoEl mes de mayo en Madrid trae estampas de madriñelismo combativo. Sin ir más lejos, la misma avenida de Monte Igueldo presentaba  esta imagen del paseo de unos chulapos y chulapas dando una vuelta, pisando con garbo y con chulería.

No se preocupen, son del barrio. Pertenecen a la asociación de chulapos del Puente de Vallecas. Su sede social está al lado de la avenida de Monte Igueldo, en la denominada plaza Vieja, junto a la Albufera.

En estos días es normal que estos vecinos de madriñelismo vallecano demuestren su poderío y salgan a la calle a ejercer “como tiene que ser”. Entre el 2 de mayo y San Isidro, el madriñelismo -que no madridismo- ocupa la calle. ¡Guapas!

la foto(3)

chulapos y guapos

Los trajes de fiesta

Mañana es San Isidro, la fiesta del patrón de la ciudad de Madrid. En Monte Igueldo nos sumamos al festejo y ya preparamos las rosquillas tontas y listas.

Los establecimientos de la calle también se ponen en marcha. Algunas tiendas, tanto especializadas en ropa, como de Todo a Cien, ponen a la venta los trajes de chulapos y de manolas.

En la fotografía, el escaparate de un comercio, regentado por ciudadanos de origen chino, a la altura del número 50 de la avenida, que se apunta al negocio festivo. Como tiene que ser.

suspendida la procesión por lluvia

la lluvia diabólica

La lluvia en Sevilla es una maravilla. Y también en el Puente de Vallecas de Madrid. El factor meteorológico ha sido protagonista de la tarde. A las 8 en punto estaba prevista una popular procesión de Semana Santa en el barrio. El  Cristo del Perdón iba a recorrer la avenida de Monte Igueldo, Albufera, Peña Gorbea (Bulevar), retomar nuestra calle y acabar en su iglesia, la parroquia de San Ramón Nonato.

La expectación vecinal que se agolpaba en las puertas de la iglesia ha quedado defraudada cuando a las 8 y diez de la tarde un portavoz parroquial, con altavoz en mano, ha suspendido el paseillo cristiano por las calles del barrio.

Pese a nuestra poca fe en el hecho religioso, desde MonteIgueldo Blog lamentamos que la lluvia haya suspendido esta celebración tan típicamente española. Como en otras ciudades del país, la borrasca se viste de diablo y anula las vistosas procesiones de Semana Santa.

enamorados del dulce

¡viva el amor!

Hoy es el día de los enamorados y los comercios de la calle aprovechan la festividad para ofrecer productos diferenciados y, de paso, hacer caja con motivo de San Valentín.

La pastelería Amira, en el 49 de Monte Igueldo, ha levantado sus puertas esta mañana con una oferta especial de tartas de los Enamorados a 9 euros.

No es el primer año que proponen dulce para el amor. Según una de sus dependientas, la oferta se repite cada fecha y, en algunos casos, hay clientes que se llevan las tartas a pares.

Con nata, fresa, bizcocho y con forma de corazón, los pasteleros trabajan con esmero buscando ese pastelito perfecto para celebrar en pareja este día tan comercial.

Perdón, queriamos decir tan especial….

corazón estirado

 

 

 

 

los reyes llegan el 4 de enero

Lo que parecía una moda, se ha convertido ya en enfermedad. En los últimos años, las cabalgatas de Reyes  están llegando a algunos distritos de Madrid con bastante adelanto.cartel promocional de la fiesta

En vez de que los camellos paseen por el barrio el 5 de enero –  tarde previa al Día de Reyes-, el recorrido se celebra dos o tres días antes.

En el Puente de Vallecas eso no pasaba. Los niños veían a sus Majestades de Oriente la tarde anterior a los regalos. Ellos sabían que, una vez hubieran repartido los caramelos y hubieran llegado a la junta municipal, los reyes, junto a sus pajes, se pondrían manos a la obra y empezarían -esa misma noche- a dejar los regalos a los chavales que se habían portado bien.

Con esa ilusión y esa alegría se vivía la cabalgata. Era una tradición muy arraigada en el corazón de los pequeños y los grandes.

Además, en el barrio vallecano, suponía un contrapunto a la gran cabalgata de Madrid, siempre muy masiva, muy grande y con palcos vips para las personas importantes de la ciudad.

Pues bien, este año, la junta municipal ha decidido trasladar la cabalgata al día 4 de enero, 48 horas antes de la llegada de sus Majestades de Oriente.

¿Qué se esconde tras esta decisión? ¿Está impulsada para la nueva alcaldesa Botella para evitar botellones tipo Madrid Arena? ¿El Gobierno municipal ha dejado de creer en los  Reyes de Oriente?

Leyendo las convocatorias de otras distritos comprobamos que todos los que manejaban una fiesta independiente  -Vicálvaro, El Pardo, Chamartín (el día 3), Latina y San Blas-  adelantan el paseo real. ¿Por qué? ¿Es otro recorte?

Leemos que este año, la gran cabalgata de Madrid apuesta por recuperar el sentido religioso de la Epifanía, realzando su indudable carácter católico “como Dios manda”.

Visto lo visto, en este barrio castigado y de difícil presente, debemos poner en marcha una cabalgata con Santa Claus a la cabeza y el día que nos dé la gana.

Se trata de hacer un brindis por Papá Noel que representa un espíritu navideño  real (es decir, comercial), simpático y bonachón. Y que lleguen los reyes cuando quiera la concejala del distrito.

concentración de Santas

pocas luces en esta Navidad

Esta Navidad tiene otro color. A una semana de la fiesta grande, pocos vecinos han sacado al balcón motivos navideños.navidad musulmana

Se puede entender como un moda que ha caído. Antes no se ponía nada en los balcones ni en las ventanas. En los últimos años, sin embargo, la expresión de alegría se hacía popular y callejera.

Una muestra de ello  -de carácter deportivo-, era la proliferación de banderas de España en la calle coincidiendo con alguna competición futbolística donde la Roja llegaba -y ganaba- a la final.

Pero lo de la Navidad es diferente. Hace un año, sin ir más lejos, la gente sacaba ornamentos y luces a la avenida. Ahora es difícil encontrar objetos navideños cuando miras las fachadas de las casas.

La fotografía superior de la izquierda muestra el escaparate de la panadería “Amira”, un establecimiento musulmán de Monte Igueldo con unos dulces excelentes pero -se supone- poco apego a la Navidad. Las luces, por tanto, son un reclamo.

Algunos vecinos particulares, siguen colocando luces o Papás Noel en las ventanas. Pero son los menos.vecinos luminosos

No vamos a hacer una encuesta pero parece que es la complicidad “Abuelos-Niños” la que anima la calle y empuja a exponer esas luces exteriores.

Ya sabemos que muchos adultos carecen de espíritu navideño o que están secuestrados por el señor Scroogde del famoso “Cuento de Navidad” de Charles Dickens.

No podemos olvidar que esos tipos mayores están en la  nube del mal rollo general. El ambiente es gris, las conversaciones hablan de recortes y mucha gente carece de trabajo. Todo apunta al pesimismo. Así es difícil vivir la Navidad.

Sin embargo, habrá que reponerse y, al menos, estos días ponernos el ridículo sombrero de Papá Noel, salir a la calle y olvidarse de las maldiciones mayas. No es un consejo optimista, es una necesidad. ¡Feliz Navidad!

 

la fiesta llega a la calle

fiesta navideña en la calle

Ya está en la calle la fiesta navideña. Ya está instalado el habitual mercado de navidad de Puente de Vallecas.  En la avenida de la Albufera y en Monte Igueldo se suceden los puestos con objetos relacionados con estas fechas.

Pese a la noñez de la Navidad, la ausencia de pasta generalizada y el deseo de que pasen las fiestas lo antes posible, siempre es una buena noticia la animación callejera en el barrio.

Además, parece que las caras largas, pálidas y grises de los vecinos del lugar cambian por otras con más chispa -también puede ser el alcohol-  y en el aire flota la misma porquería que cualquier otro mes del año pero con bombillas parpadeantes.

El espíritu navideño nos invade y por eso lanzamos un brindis de alegría tra- la – lá.  La fiesta está en la calle y es legal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.